Rata, ratones y lauchas

Rata: nombre común que recibe un grupo de especies de la familia de los Roedores que se distribuyen por todo el mundo.
El cuerpo está cubierto por un pelo gris, basto y rígido; la cola es larga, las orejas grandes y el hocico puntiagudo.

Las ratas poseen dientes muy poderosos con lo que pueden llegar a roer las paredes de madera de los graneros para conseguir comida; se sabe que son incluso capaces de agujerear tuberías de plomo. Son de costumbres nocturnas en general y viven tanto en bosques y desiertos, como en construcciones humanas o barcos.

Se caracterizan por ser animales muy prolíficos; pueden reproducirse entre una y trece veces al año, y la hembra pare entre una y veintidós crías en cada camada. La gran mayoría de especies son herbívoras, pero algunas son omnívoras.

Hay dos especies en casi todo el mundo: La rata gris, también llamada rata parda o de cloaca y la rata negra o campestre.
  • La rata gris es una especie bastante destructiva, causa daños serios en almacenes de comida y grano, participa en la transmisión de enfermedades como la rabia, la peste bubónica o el tifus y ataca a animales domésticos, aves de corral y, en ocasiones, al ser humano.
  • La rata negra es como su nombre indica, completamente negra y de costumbres más campestres que la rata gris. Al igual que la rata gris, también es muy prolífica, transmite numerosas enfermedades y suele saquear los almacenes de cereales.
  • Hay variedades albinas de las dos especies y han sido criadas sobre todo para ser utilizadas en estudios de laboratorio, en especial en estudios de nutrición y medicina.
  • A causa del éxito reproductor de estos roedores, el control de sus poblaciones se ha convertido en un problema importante. Se suelen utilizar venenos para controlar las plagas que llegan a constituir. Estos venenos son muy peligrosos y sólo deben ser manipulados por profesionales especializados.
  • La rata gris se clasifica como Rattus norvegicus y la rata negra como Rattus rattus
  • Ratónes y lauchas, nombre común que se aplica a cualquiera de los miembros de tamaño pequeño de tres familias de roedores; se encuentran en grandes cantidades en todo el mundo Algunas especies son en la actualidad cosmopolitas, pues han sido introducidas por el hombre en todo el mundo, aunque de manera no intencionada. Las áreas rurales de todo tipo y las construcciones humanas pueden servir como hogar a estos animales.
  • Al igual que las ratas, estos llegan a constituir auténticas plagas y además actúan como vectores de algunas enfermedades peligrosas para la salud del ser humano.
  • El ratón casero es muy común y fácil de observar; este animal es el antecesor del ratón blanco utilizado en la investigación científica. El ratón casero salvaje es bastante pequeño; mide alrededor de 17 cm de longitud incluida la cola, que no sobrepasa los 8 cm de longitud. La forma doméstica suele ser más grande debido a una mejor alimentación. El color del pelaje suele ser amarillo-grisáceo en las partes superiores, algunas veces tachonadas de negro, y de color más claro en las inferiores. El ratón casero se aparea cada 10 o 17 semanas, durante todo el año, y cada camada consta de entre 5 y 10 crías.