Son insectos sin alas, aplanados, ectoparásitos hematófagos obligados del hombre y animales de sangre caliente, pues se alimentan de su sangre, para ello poseen piezas bucales muy cortantes y succionadoras.
    • Las pulgas del perro adultas pueden encontrarse tanto en perros como en gatos, comadrejas, zorros, ratas y al hombre también, a lo largo de todo el año, pero tienen más actividad durante los meses de verano.
    • Las pulgas adultas tienen de 2 a 3,5 mm de largo y aparato bucal picador – chupador. Son hematófagas intermitentes, con una gran capacidad para el ayuno prolongado. Cuando se alimentan eligen un lugar apropiado de la piel para picar el que buscan picando varias veces en distintos lugares; cuando no se las molesta, la succión de los machos dura de diez a veinte minutos, la de las hembras dura aproximadamente tres horas.
    • Las hembras comienzan la postura 48 horas después de la alimentación, depositando en su vida como adulto, más de 170 huevos blancos y brillantes en un lapso de 10 días con tres posturas diarias de 5 a 7 huevos cada una. La pulga deja caer los huevos, quedando librado al azar si caen o no en el lugar más adecuado. Los huevos se ven a simple vista como granitos de sal.

Las pulgas pasan la mayor parte del tiempo de desarrollo biológico en lugares que no son precisamente el cuerpo de un animal.

Las pulgas adultas viven sobre gatos o sobre perros y las hembras desovan mientras están sobre ellos, pero los huevos de 0,5 mm caen del animal cuando los animales de desplazan, saltan o se rascan y se acumulan en los lugares más frecuentados por las mascotas, como por ejemplo la cama del animal. Luego, al nacer después de una o dos semanas de incubación en épocas cálidas, las larvas, blancuzcas y se desplazan hacia los lugares más oscuros y húmedos, preferentemente alfombras, grietas del piso y abajo de los muebles donde se alimentan de cualquier resto orgánico que encuentren y especialmente de heces de pulgas adultas que contienen restos de sangre parcialmente digerida, también se alimentan con escamas de la piel.

En un medio favorable el período pupal es algo superior a una semana, entonces sale – eclosiona la pulga adulta, cuando se acerca un perro – gato – humano, reiniciándose el ciclo biológico. Apenas emerge del cocón la nueva pulga adulta, comienza la búsqueda de un hospedador donde alimentarse de sangre. Resulta muy importante tratar tanto interiores como exteriores. Los tratamientos caseros solo demoran la solución, hacen perder tiempo y dinero.

Se debe tratar el perro y/o al gato simultáneamente,esta tarea la debe hacer un veterinario. El tratamiento ambiental estará a cargo de un Profesional en el Control de Plaga

Las pulgas son consideradas plagas del hombre y de los animales. Pueden ser vectores de diversos microorganismos patógenos (bacterias, protozooarios) responsables de diversas enfermedades (Tifus murino, peste, cólera, salmonelosis, fiebre hemorrágica, etc) y reservorio de algunos virus. También son hospedantes intermedios de otros parásitos (Ej: gusano plano del perro) que parasitan a gatos y perros.

Su picadura da lugar a la formación de una roncha peuqeña, rojiza con el centro pálido, dura y que casua comezón pudiendo a veces llegar al sangrado, en el centro de la misma suele verse un punto que señala la perforación realizada por sus piezas bucales. La picadura varia de persona a persona.